Sabor a "afano".

Metio la mano: El arbitraje del partido fue muy clave para el triunfo de Juventud Unida.
Talleres cayo ante Juventud Unida, el matador no jugo peor que se rival pero si jugo mal El arbitraje le dio un triunfaso a Juventud. Casualidad que este equipo es gerenciado por Carlos Ahuamada ¿no?.


Talleres se fue de San Luis con la sensación de que fue despojado, porque los errores del juez Aredondo influyeron directamente en el resultado.

Sin embargo, este tipo de películas no debe sorprenderlo ni tampoco traumarlo, porque el fixture es bastante largo.

Los árbitros y sus yerros, en este caso, un día te condenan y otro te salvan. El propio Carlos Ahumada, ex gerenciador albiazul y actual de Juventud Unida Universitario, puede dar fe de ello: con Talleres, se fue al descenso, y hoy, con el equipo puntano, con estas equivocaciones recién pudo llegar a ubicarse a tres puntos del líder.

Se cree que en algún momento, Fernando Quiroz, el DT de Juventud Unida Universitario, buscará que su equipo cierre una idea de juego, para no tener que esperar contingencias como las de ayer.

¿Qué antídoto hay que aplicar? Creer en conspiraciones y asumir cada partido como una caza de brujas es lo que hay que descartar. La solución es la que Talleres tuvo a mano y dejó escapar: jugar mejor que el rival y no perdonarlo.

Ayer se puso en ventaja en su primer acierto ofensivo; generó cuatro situaciones más como para pensar en una tarde tranquila y lo perdió todo en una ráfaga. Festejó el cabezazo goleador de Riaño (centro perfecto de Anívole), soñó con ganar bien con los tantos que se perdieron “el Pocho”, y finalmente se derrumbó con el primer golpe que le asestó el local.

En el 1-1 Bustos cabeceó libre y eso fue suficiente para tirarlo a la lona. Además de perdonarle la vida, la “T” le regaló a su rival un montón de pelotas detenidas. Ya con el 2-1 a su favor (Bustos tradujo en gol un penal inexistente), Juventud volvió a dar ventaja, porque su goleador se hizo expulsar infantilmente. Ahí Talleres tuvo la chance de renacer. Un cabezazo de Riaño fue la señal de esperanza.

Los ingresos de Aranda y Agustín Díaz (el sistema pasó de un 4-4-2 al 3-3-1-2) le dieron algo de profundidad. Pero sólo alcanzaron para llegar al 3-2 de Ruiz. Antes, otro penal “fantasma” le había hecho el camino más cuesta arriba.

La semana se abrirá con las acusaciones al juez y demás, pero no deberá perderse de vista que cuando Talleres quiso ser el mejor, lo hizo. Aunque luego lo dejó escapar. De eso también hay que aprender.


Síntesis:
Juventud (SL) (3): Valentín Brasca; Celso Esquivel, Dario Medina, Walter Ledesma y Maximiliano Rosales; Oscar Negri, Yamil Heredia, Fernando Morán y Sebastián Núñez; Claudio Bustos y Wilson Albarracín. DT: Fernando Quiroz.

Talleres (2): Federico Crivelli; Gabriel Ruiz, Juan Avallay, Juan Rezzonico y Guillermo Cosaro; Fabio Pieters, Miguel Monay, Sebastián Navarro e Ignacio Anívole; Cluadio Riaño y Lisandro Sacripanti. DT: Héctor Arzubialde.

Goles: PT, 17m Riaño, 38m y 47m Bustos, el primero de penal, (J). ST, 24m Núñez, de penal (J), 46m Ruiz (T)

Cambios: ST, 17m Emanuel Céliz por Ledesma (J), 21m Agustín Díaz por Navarro y Adrián Aranda por Anívole (T), 36m Solferino por Sacripanti (T), 40m Marcos Godoy por Wilson Albarracín (J) y 47m Rodrigo Malbernat por Núñez (J).

Amonestados: Ruiz, Aballay, Monay (T).

Expulsado: PT, 41m Alberto Arzubialde, ayudante de campo (T). ST, 24m Bustos (J)

Cancha: Estadio La Punta.

Arbitro: Marcelo Aredondo.





Fuente: Talleres mi pasion -> Lucas Abraham. Nota: Mundo D.

No hay comentarios

Con la tecnología de Blogger.