No brillo pero goléo.

Sin brillar, pero con una contundencia notable, el elenco albiazul venció por 3 a 1 a Sportivo Belgrano y le sacó seis puntos de distancia. Riaño, Cosaro y Anívole anotaron en la red. Preocupan las lesiones.

¿Cómo explicar la eficacia de Talleres en el arco de enfrente? Semejante contundencia dejó atónitos a todos en el Estadio Córdoba. El elenco albiazul apenas llegó tres veces al arco de Sportivo Belgrano de San Francisco y pasó por caja. Con una efectividad que da miedo, los de barrio Jardín ganaron 3 a 1 y sacaron una luz de ventaja de seis puntos a sus escoltas.

Los dirigidos por Héctor Arzubialde hicieron fácil lo difícil, y por eso certifica su calidad de puntero absoluto. El primer gol llegó en una de las pocas jugadas hilvanadas, el segundo de pelota parada, y el tercero con un tiro libre que le picó al arquero rival antes de ingresar. Y nada más. No hizo falta un circuito colectivo aceitado, ni generar permanentemente peligro, ni presionar al oponente en su campo. Con tres estocadas, edificó una victoria que le da solidez a su ilusión.

Los que si fueron y fueron insistentemente al arco de enfrente fueron los sanfrancisqueños. A los 3 minutos, de cabeza, Nicolás Gorosito la estrelló en el palo y la pelota salió para afuera. Y de contra, en la única gestación de fútbol, la solitaria elaboración le permitió a Fabio Pieters enviar un centro atrás desde el costado derecho, para que tirándose al piso, el delantero Claudio Riaño mandara el balón a la red.

La visita siempre tuvo el control del balón, pero sin duda, no iba a ser su día de fuerte. Juan Pablo Francia definió por elevación sobre la salida de Federico Crivelli, aunque el balón rebotó en el travesaño y se volvió a los guantes del golero. No había forma. Y encima, a los 17 minutos del complemento, Guillermo Cosaro de cabeza, decretó el 2-0, tras un centro de Ignacio Anívole.

Sin dudas, el resultado parcial no reflejaba lo expuesto por ambos equipos en cancha. Pero ya con la diferencia a su favor, Talleres fue inteligente y no se desordenó. Ni siquiera cuando Emiliano Gianunzio se tuvo que ir temprano a las duchas por una falta desmedida en mitad de cancha. Con uno menos, incluso, llegó el tercer tanto: a los 29’ Anívole, en su retorno alas canchas tras su lesión en el pie izquierdo, envió tiro libre al primero palo de Barucco, y con su complicidad, selló la fortuna. El descuento del honor llegó a falta de un minuto para el cierre, a través de Fernando Sampedri. Talleres es más puntero que nunca, y en el “Día de la Madre” tuvo la mejor dedicación. Más allá de las indeseables lesiones, barrio Jardín florece más que nunca con la llegada de la primavera, y la verde esperanza de ascender se palpita más que nunca, a seis puntos de los escoltas. Y el “volveremos, volveremos, volveremos otra vez, porque somos mayoría, en el fútbol cordobés”, volvió a hacer latir al Estadio Córdoba.

Síntesis


Talleres 3. Federico Crivelli; Gabriel Ruiz, Juan Pablo Rezzónico, Guillermo Cosaro; Víctor Cejas, Miguel Monay, Emiliano Gianunzio, Mateo Martinelli, Fabio Pieters, Lisandro Sacripanti; Claudio Riaño. DT: Héctor Arzubialde.

Sp. Belgrano 1. Barucco; Nicolás Gorosito, Vojvoda, Juan Compagnucci, Goicochea; González Tapia, Mazzina, Juan Francia, Emiliano Pérez; Lucas Farías, Juan Aróstegui. DT: Daniel Primo.

• Goles: PT: 33m. Riaño (T). ST: 17m. Cosaro (T); 33m. Anívole (T) y 44m. Zampedri (SB).
• Cambios: ST: Al inicio Aballay por Martinelli (T); 7m. Anívole por Cejas (T); 19m. Zampedri por Pérez (SB); 21m. Ezequiel Barrionuevo por Francia (SB); 26m. Navarro por Sacripanti (T) y 40m. Felicia por Mazzina (SB).
• Amonestados: En Talleres: Rezzónico, Monay, Martinelli y Pieters. En Sp. Belgrano: González Tapia y Mazzina.
• Expulsado: ST: 23m. Gianunzio (T).
• Arbitro: Carlos Boxer (Casilda).
• Cancha: Estadio Córdoba.
• Público: 18.000 personas.
• Recaudación: 256 mil pesos. por Capella o Pérez.
Redaccion La Mañana de Cordoba.




No hay comentarios

Con la tecnología de Blogger.