Se terminó

Después de 4 años Talleres vuelve al Nacional B de la mano de un plantel que dejó todo y se banco todas. Fin a esa mala racha que comenzó en 2004 y finaliza en este 2013.
La "T" se va del Argentino A y regresa al Nacional tras 4 años.

Ya era hora, ese calvario, ese martirio tenía que acabar. No aguantaba más, 16hs agarre mi bandera la bolsa con papeles mi serpentina me fijé una vez mas si llevaba el carnet de socio y salí para el estadio, primero el central rojo, plaza San Martin, especiales y empezó la fiesta generalizada. Llegamos caminando al estadio todavía sin mucha gente amontonada en los ingresos. Popular Willington trapos que se van colgando, me encuentro con el primer amigo y nos ponemos a charlar y cortar papelitos. El recibimiento, la primera emoción hasta las lagrimas.

Cuando atacaba San Jorge la popular de fiesta escuchó que la platea gritaba gol, la palabra se fue corriendo y el boca a boca trajo hasta mis oídos el dulce sonido de que había gol de Santamarina de Tandil, y si se gritó como propio, hasta las lagrimas. En el kempes terminaban el primer tiempo en pardas pero la fiesta era enorme.

Empezó el segundo tiempo y la gente seguía de fiesta, no hubo más noticias de lo que pasaba en Tandil todos imaginábamos que allá la cosa seguía igual.

La pelota la tomó Velazco cambió de frente para Chavez éste exigido lo buscó al gato Bottino ganó en velocidad tiro un caño se metió al área tiro el centro atrás, me di vuelta escuche gol y estallé en lagrimas, tuve que preguntar quién lo había hecho, y más verlo varias veces en casa para enterarme que había sido de taco, así Talleres volvía al nacional B, abrazo con toda la popular el negro finchaco, los pibes de la Filial, los grones del parabalancha llorando y los mas livianitos arriba de los cristales, pitazo final y desahogo al cielo. Hasta qué.

Por fin pude mirar a los ojos a ese amigo incondicional que me acompañó en todas y gritarle fuerte al oído que se había terminado, si a mi viejo, ese que me ayudo a pagar el carnet de socio que me compro las primeras camisetas y que estos últimos días de espera no sabía cómo hacer para calmarme. Lo peor, yo en popular y en el platea, salí después del festejo descolgué mi trapo y empecé a buscar, lo encontré y en un abrazo para mi interminable le dije fuerte al oído y entre lagrimas que esto había terminado nos separamos, me volvió a mirar a los ojos y él, que vio lo mejor de Talleres me dijo, todavía falta Talleres es de primera y a Primera tiene que volver, salimos de ahí como tantas veces pero con un peso menos, abrazados y sonriendo. Como casi todos, pensando en la copa y en copar “Avellaneda” si el rojo se viene a la B. Si leíste bien, si el rojo viene a la B, porque una vez más estamos en la segunda categoría, cada vez más cerca de donde manda la historia.

No hay comentarios

Con la tecnología de Blogger.