Línea por línea

Con el nuevo técnico irán llegando los 2 refuerzos que tiene permitidos Talleres para incorporar en esta mitad de temporada. Pero ¿cuál ha sido la línea dónde ha habido más problemas? ¿En qué posición se debería reforzar el equipo? Si bien eso quedará a criterio del técnico, y del sistema de juego que crea mejor se adapta al equipo y a los jugadores, aquí desarrollaremos cómo fue cambiando cada línea de juego, de acuerdo a qué inconvenientes y cómo fue su rendimiento.
Dos goleadores en su máximo esplendor: la única fija en el equipo.

Defensa:
Si tenemos en cuenta los 21 partidos que disputó Talleres en la Primera B Nacional, son 10 líneas defensivas distintas las que podemos identificar, en las que hubo nombres firmes en diferentes momentos del torneo. Tal es así que Juan Pablo Avendaño, primer central y capitán del equipo, jugó 19 partidos como titular, y sólo faltó por una lesión y por una suspensión. A su lado se ubicaron en diferentes momentos Nievas, Bazzi, Trulls y Vera, pero fue éste quien se afianzó en la posición de segundo zaguero, teniendo en cuenta además la lesión de Nievas en su hombro, y que Bazzi se acomodó como lateral izquierdo tras la expulsión de Shaffer en la fecha 5. Vera debutó recién en la fecha 5, jugó de lateral izquierdo, y luego de las lesiones de Avendaño y Nievas pasó a la zaga, y sólo faltó en 2 partidos por suspensiones.

Por el lateral derecho jugaron siempre Chaves y Burgos. El 4 del ascenso dejó su lugar en varias oportunidades por lesiones, y excepto una inclusión de Bottino en ese puesto, siempre fue reemplazado por Burgos que lo hizo de buena manera, incluso metiendo una asistencia. El lateral izquierdo ha visto desfilar algunos jugadores más (incluso el propio Chaves), pero quien más jugó en esa zona fue Bazzi, que tras los errores frente a Huracán fue relegado. Bazzi se había afianzado como zaguero junto a Nievas durante el ascenso, y el lateral izquierdo era Benítez, pero tuvo que volver a la banda ante la expulsión de Shaffer y la lesión de Nievas que llevaron a la reestructuración defensiva.

Hubo una de esas 10 formaciones distintas que jugó mucho más que las otras: Chaves, Avendaño, Vera y Bazzi jugaron juntos 9 partidos, de los cuales 5 fueron de manera consecutiva. Recibieron 10 goles (de 28 totales). Además la defensa Burgos, Avendaño, Vera y Bazzi jugó 2 partidos, y Talleres ganó ambos.

Mediocampo:
Éste fue el sector de la cancha que más modificaciones sufrió. Con diferentes variantes, fueron 11 mediocampos distintos, y ninguno jugó más de 6 partidos. Por derecha jugaron Bottino, Díaz, Carabajal y Vega, y este último, cuando parecía haberse afianzado, tuvo una lesión que aún no le permitió volver. Por izquierda arrancó Barrionuevo (y que estuvo “borrado” 12 fechas incluso del banco), y jugaron también Carabajal, Fredrich y Díaz. Y por el medio, Leyes jugó 18 partidos como titular, y fue acompañado por Brítez Ojeda, Díaz y Navarro. Múltiples fueron las pruebas; lo cierto es que Brítez Ojeda rindió muy poco, y cuando lo hizo fue cuando se paró como 5 de marca relegando a Leyes; Díaz jugó mejor por el medio cual es su costumbre; Vega fue el mejor “8”, y la lesión lo relegó; Barrionuevo fue el mejor volante izquierdo, aunque fue relegado por Fredrich y cuando pudo volver fue importante para la creación de jugadas del equipo; Leyes bajó su rendimiento respecto de la temporada anterior, aunque ninguno se compara en garra y fuerza, o en sus ganas de correr para suplir lo que a veces en el juego le falta, y anduvo mejor con Díaz que con Brítez Ojeda; Carabajal volvió a la derecha después de mucho tiempo y se sintió mucho más cómodo, ya que por izquierda no pudo desarrollar su juego, aunque no le dieron demasiada continuidad.

El mediocampo que más jugó (6 partidos) fue: Vega, Brítez Ojeda, Leyes, Fredrich, y fueron de manera consecutiva entre la fecha 7 (victoria ante Gimnasia y Esgrima de Jujuy) y la 12 (derrota con Instituto). En esos partidos Fredrich marcó un gol y dio una asistencia, y Vega marcó un gol.

Delanteros:
Claro está que no hay demasiadas dudas en esta línea. Si bien las expulsiones de Klusener lo hicieron faltar 4 partidos, su dupla junto a Sánchez Sotelo no deja dudas. No sólo porque han marcado juntos 16 de los 26 goles del equipo, sino porque se han encontrado en el juego y a la hora de marcar los goles. El botón de muestra de ello es el partido con Defensa y Justicia, donde se asistieron mutuamente para marcar los goles y bajar al Halcón de Varela que era puntero. Juntos han jugado 15 partidos. También Salmerón, Carabajal, Barrionuevo y Tévez jugaron cuando hubo que improvisar duplas. Sólo Juan Manuel Tévez convirtió (2 goles), y además dio 2 asistencias.

Pareciera ser que el lugar más conflictivo es el mediocampo y el sector izquierdo de la defensa. Pero, si el nuevo técnico quisiera jugar con un enganche, ¿quién ocuparía ese lugar? Fabio Álvarez pide pista desde el Tallerito para ser el lateral izquierdo albiazul. ¿Podrá tener su oportunidad? ¿Será que hay más jugadores que están para irse, que una necesidad imperiosa de reforzar otro lugar de la cancha que no sea el lateral izquierdo? Preguntas que quizás pueda alejar el nuevo técnico.

No hay comentarios

Con la tecnología de Blogger.