Fiesta completa

Ante River, los de Kudelka se llevaron la victoria en el Mario Alberto Kempes por 2 a 1 con goles de Roselli y Bovaglio.


Talleres levantó la copa BBVA Francés organizada por Word Eleven

Cerrando la temporada, se vieron las caras el matador y River en el Kempes, el equipo millonario trajo la reserva a Córdoba para disputar el partido en el festejo de la T, pero fue un partido entretenido y que se jugó con mucho profesionalismo.

Kudelka de manera inteligente paró en cancha un equipo "mix" para el primer tiempo, que jugó bien a pesar de no tener mucha continuidad en alguno de sus futbolistas en el año calendario, los XI fueron: Costa, Roselli, López, Olivera, Benitez. Raymonda y Sosa, Ramis, Ortega, Cháves y Strahman.

Rápidamente la visita se puso en ventaja con el tanto de Montiel, Talleres tenía estabilidad y movimiento de pelota, sobre todo en la mitad de la cancha, se vio muy bien a Pipe Ramis, el héroe en el ascenso de Talleres que junto a Ortega conjugaron un juego en conjunto admirable para los de Barrio Jardín. La primera baja de Talleres fue la Strahman tras un golpe en su tabique, por lo que lo obligó a salir, ingresaba Reynoso que se acoplaría muy bien al sistema táctico y a esa dupla que creaba juego con Ramis-Ortega. El premio a la presión alta y ataques con aberturas de cancha llegó a los 32' del inicial cuando Roselli robó el balón, se acercó al arco y remató un disparo imposible para Batalla, el joven arquero del equipo de Nuñez.

En la parte complementaria Kudelka puso lo mejor que tenía a disposición: Ischuk, Cháves (Ahora de lateral por la derecha, antes volante, Bovaglio, Goiri, Bay. Burgos y Sosa. Marcelino Moreno, Francia, Araujo y Velázquez. Otra baja albiazul fue la de Willy Olivera, en su lugar jugaría la segunda parte el Paraguayo, Adalberto Goiri.

Talleres fue mucho más en la segunda mitad, también por el ritmo que traen estos jugadores, por las bandas fue muy bueno el trabajo de Moreno y Araujo, este último estaba imparable para los defensas de River, el joven Correntino fue una pesadilla para su marcador. Otra de las ventajas que sacó Talleres fue con la pegada de Francia, que fue fundamental en la búsqueda de oportunidades para llevarse el partido. Del otro lado, la visita también tuvo sus chances, pero se la vio mejor a la defensa de Talleres. Llegando al final, jugada de manual del equipo de Kudelka, Juan Pablo Francia levantó un centro al área y anticipándose a todos Lucas Bovaglio, a los 46', marcó el tanto definitivo.


Talleres terminó una temporada inmejorable, donde sólo perdió uno de sus 32 encuentros disputados en el año (Incluido este), la buena cantidad de gente se llevó una alegría, pero creo yo que la mayor de las alegrías que ansiaba y necesitaba esta gente era la del ascenso. Talleres está feliz y Córdoba de nuevo está en orden.

No hay comentarios

Con la tecnología de Blogger.